Tras 18 meses de tratamiento, 54 niños están libres del VIH

Muy alegre y con esperanza, Julio retiró el diploma que certifica que su hija de un año nueve meses ya no era portadora del virus del VIH, que adquirió de su madre durante el periodo de gestación.

Allí, de manos de Humberto Mata, director de la Fundación Vihda, la menor junto a otros 53 infantes recibieron un birrete de cartulina azul, durante la ceremonia de graduación del programa de prevención vertical del VIH.

El proyecto se realiza desde hace cuatro años gracias al convenio entre la Junta de Beneficencia, el Ministerio de Salud Pública y la Fundación Vihda.

Este plan continuo se inicia a las catorce semanas del periodo de gestación, con el suministro de medicamentos antirretrovirales a las madres portadoras.

Al nacer el bebé, Mercedes Ortiz, directora del programa de prevención de transmisión del virus de madre a hijo de la maternidad, explica que se le suministran medicamentos antirretrovirales durante un mes para luego realizar un examen confirmatorio que certifica si es o no portador de este virus. 

Durante los 18 meses posteriores los menores prosiguen con el tratamiento médico, que consiste en darles vitaminas y fórmulas maternizadas. 

Mientras, sus padres participaron de charlas y capacitaciones a cargo del equipo de psicólogos y voluntarios de Fundación Vihda. 

“Para que los papás se cuiden y puedan ver a sus bebés crecer sanos y fuertes es necesario el tratamiento”, indicó Mata. 

Uno de los temas que se trataron en los talleres fue la lactancia materna, pues, según indicó Ortiz, es importante que las madres sepan que no pueden darles de lactar sino que tienen que alimentarlos con fórmulas maternizadas. 

La directora del programa comentó que durante los cuatro años que tiene este convenio, se han realizado 141.521 pruebas gratuitas de detección del VIH, las que han dado como resultado 714 gestantes con doble prueba rápida reactiva (portadores del virus). 

Ortiz explicó sobre la importancia que las madres portadoras del virus y en estado de gestación comuniquen su situación para recibir el tratamiento con antirretrovirales, pues la posibilidad de que el infante contraiga la enfermedad es menor al 2%. El riesgo es mayor (35%) para los pequeños cuyas madres no acuden desde las 14 semanas a recibir el tratamiento antiviral, añade Ortiz. 

La maternidad Sotomayor no tiene casos reportados de niños infectados de las madres que sí recibieron sus medicinas a tiempo durante el embarazo. 

Fundación Vihda también maneja cifras similares. Su director indica que desde el 2007 hasta agosto de este año, ellos han realizado 133.657 pruebas gratuitas, de las cuales 658 han resultado positivas. 

“Tendremos 658 bebés sanos, pues algunos se están graduando hoy y otros reciben actualmente el tratamiento para evitar el contagio”, dijo Mata. 

Las pruebas gratuitas, los medicamentos y otros insumos son otorgados por el Ministerio de Salud Pública. 

En cambio, la Junta de Beneficencia, por medio de las maternidades Enrique C. Sotomayor, Matilde Hidalgo de Procel y Marianita de Jesús contribuye con este programa con su equipo de obstetras, ginecólogos, pediatras. 

Según la fundación Vihda, una de cada 200 mujeres embarazadas son portadoras del virus, por lo que es importante realizarse en periodo de gestación las pruebas gratuitas en esta organización, ubicada en las calles Luis Urdaneta y Córdova. También pueden comunicarse a la línea gratuita 1800-778322 o en el sitio web www.vihda.org.ec.

Fuente: Diario El Universo 

SOBRE NOSOTROS

Somos una organización ciudadana sin fines de lucro que:

Lucha por detener la transmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia.
Educa sobre qué es, cómo se transmite, cómo se previene y cómo se trata el VIH/Sida.
Promociona la realización y fácil acceso a pruebas voluntarias de VIH.
Asiste a personas viviendo con el VIH/SIDA a acceder a servicios médicos, psicológicos y sociales disponibles.