Estrategias de reducción de riesgo de los hombres gais

Aidsmap, 25 de Julio de 2014

Un estudio australiano presentado el jueves en la conferencia reveló que resulta equivocado pensar que los hombres gais se dividen simplemente entre quienes usan siempre el preservativo y quienes no lo usan. De hecho, la mayor parte de esta población que practican relaciones sexuales sin preservativo aplica estrategias de reducción del riesgo del VIH, aunque el éxito de estas depende en gran medida de que los hombres cuenten con información precisa sobre el estado serológico de la otra persona.

Los hallazgos proceden de un sondeo comunitario de gran tamaño realizado en Australia. Aproximadamente uno de cada cinco hombres declaró haber practicado relaciones sexuales sin preservativo con una pareja ocasional en el año anterior (2.942 hombres). Un total de 2.339 hombres habían dado negativo al VIH, mientras que 603 habían sido diagnosticados de esta infección. El estudio no tuvo en cuenta el pequeño número de hombres que nunca se habían sometido a la prueba del VIH.

Los hombres con VIH que no utilizaron preservativos de forma constante con sus parejas ocasionales declararon practicar estrategias de reducción de riesgo como serosorting (60%), preservativos (22%), posicionamiento estratégico (17%) y ‘marcha atrás’ (retirarse sin eyacular dentro) (15%).

Los hombres sin VIH fueron más propensos a declarar el uso de preservativos la mayor parte del tiempo, aunque la práctica de serosorting constituyó la estrategia más declarada (44%), seguida por el uso de preservativos (41%), el posicionamiento estratégico (24%) y la ‘marcha atrás’ (22%).

Tres cuartas partes de los hombres declararon utilizar más de una estrategia preventiva, siendo elserosorting y el uso del preservativo las que se combinaron con más frecuencia.

Existió una sólida relación entre el uso de estas estrategias y comunicar el estado serológico al VIH a las parejas sexuales. Esto se observó tanto en hombres con VIH como sin VIH.

El investigador Martin Holt concluyó que las intervenciones deberían dirigirse a mejorar la frecuencia con la que los hombres gais y bisexuales emplean las estrategias de reducción de riesgo.

A los hombres se les debería animar a que revelen su estado serológico al VIH, a establecer acuerdos eficaces con sus parejas habituales respecto al sexo ocasional y a elegir la mejor estrategia en los distintos escenarios.

El uso de enfoques preventivos alternativos, como la PPrE, probablemente resulte adecuado para aquellos hombres que no pueden, o no quieren, utilizar las estrategias existentes.

Fuente: www.aidsmap.com/page/2895068/?utm_source=NAM-Email-Promotion&utm_medium=conference-bulletin&utm_campaign=Spanish

SOBRE NOSOTROS

Somos una organización ciudadana sin fines de lucro que:

Lucha por detener la transmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia.
Educa sobre qué es, cómo se transmite, cómo se previene y cómo se trata el VIH/Sida.
Promociona la realización y fácil acceso a pruebas voluntarias de VIH.
Asiste a personas viviendo con el VIH/SIDA a acceder a servicios médicos, psicológicos y sociales disponibles.