Grupos en riesgo de VIH no reciben atención necesaria

Diario El Mundo, 11 de Julio de 2014

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte de que el no proporcionar servicios adecuados en el tratamiento del sida a los grupos clave está poniendo en riesgo los avances globales contra el virus.

Estos grupos con especial riesgo de contraer el VIH son los hombres que tienen sexo con otros hombres, las personas en prisión, las que se inyectan drogas, las trabajadores sexuales y las personas transgénero. La OMS recuerda que estos grupos no solo son más propensos al contagio del virus, sino que además tienen menos posibilidades de acceder a los servicios de prevención y tratamiento.

Es por esto que, a tan solo unas semanas de que comience la Conferencia Internacional sobre el SIDA en Melbourne (Australia), la OMS ha dado a conocer unas directrices y recomendaciones para la prevención, el diagnóstico el tratamiento y la atención del VIH en estas poblaciones clave . Así mismo, la organización ha recordado que estas recomendaciones no serán realmente eficaces hasta que los países no eliminen las barreras jurídicas y sociales que impiden que muchas personas tengan acceso a estos servicios.

Estas recomendaciones aparecen en una época en la que las muertes por VIH están cayendo bastante -un 20% menos entre 2009 y 2012-, pero se está dejando de lado la labor preventiva, lo que puede poner en riesgo los progresos mundiales conseguidos hasta la fecha.

La prevención debe centrarse en estos cinco grupos clave, como son los hombres que tienen sexo con otros hombres, que tienen 19 veces más probabilidades de contraer el VIH que la población general. Teniendo en cuenta esta cifra, la organización ha recomendado a los hombres que no tienen sida pero sí riesgo de contraerlo que, además del uso del preservativo, consideren tomar antirretrovirales como método preventivo adicional. De esta forma, la OMS calcula que podrían evitarse hasta un millón de infecciones en 10 años.

Por su parte, las trabajadoras sexuales tienen 14 veces más riesgo de tener VIH que otras mujeres. La Dra. Rachel Baggaley, del Departamento de VIH de la OMS ha reconocido la labor de países como Tailandia, pionero en crear programas específicos para que las trabajadoras del sexo redujeran las infecciones del VIH y tuvieran prácticas seguras. Gottfried Hirnschall, Director del Departamento de VIH de la OMS ha recordado que "estas personas no viven aisladas. Las trabajadoras del sexo y sus clientes tienen esposos, esposas y parejas. Algunos se inyectan drogas. Muchos tienen hijos. El no proporcionar servicios a las personas que están en mayor riesgo de VIH pone en riesgo a la comunidad en general".

Las personas transgénero tienen 50 veces más posibilidades de ser portadoras del virus que otros adultos, al igual que las que se inyectan drogas. Sin embargo, raramente son mencionadas en los planes de los países contra el VIH. La OMS ha puesto en valor los avances de España en la terapia de sustitución de jeringas y agujas para las personas que se inyectan drogas, lo que reduce significativamente las transmisiones.

Estas directrices incluyen medidas para mejorar la gestión de la salud sexual y reproductiva, la salud mental y las co-infecciones, como la tuberculosis y la hepatitis. Además, se recuerda que estos grupos clave se ven frecuentemente discriminados por leyes que penalizan conductas sexuales, uso de drogas, la expresión de género u orientación sexual percibida.

A partir del 20 de julio, fecha en que comienza la Conferencia Internacional sobre el SIDA, la OMS hará un llamamiento a los países para que fortalezcan sus programas de VIH, prestando especial atención a los grupos de personas que presentan un mayor riesgo de contraer el virus.

Fuente:  www.elmundo.es/salud/2014/07/11/53bf940d22601d8f578b456d.html

SOBRE NOSOTROS

Somos una organización ciudadana sin fines de lucro que:

Lucha por detener la transmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia.
Educa sobre qué es, cómo se transmite, cómo se previene y cómo se trata el VIH/Sida.
Promociona la realización y fácil acceso a pruebas voluntarias de VIH.
Asiste a personas viviendo con el VIH/SIDA a acceder a servicios médicos, psicológicos y sociales disponibles.