La distinta respuesta a los antirretrovirales en hombres y mujeres podría deberse a las diferencias socioeconómicas

web-manzanas5Más de la mitad de las personas con VIH en el mundo son mujeres. Sin embargo, las directrices de uso de los tratamientos antirretrovirales suelen basarse en ensayos clínicos en los que las mujeres están infrarrepresentadas a pesar de que existen diferencias relevantes en el metabolismo, la farmacocinética y la toxicidad al tratamiento entre ambos sexos, además de distintos factores psicosociales que pueden afectar a los resultados.

 Un estudio suizo aporta nuevos datos sobre la influencia del sexo en el resultado de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) utilizada contra el VIH. El objetivo del mismo es analizar qué impacto real tiene el sexo de la persona tratada cuando se igualan el resto de condiciones de acceso al tratamiento durante un largo periodo de tiempo. Las conclusiones del estudio sugieren que la desigual respuesta entre mujeres y hombres se explica principalmente por las diferencias socioeconómicas existentes entre ambos.

La importancia del sexo en la respuesta al tratamiento ha sido motivo de controversia. Existen estudios longitudinales que analizan los efectos de la TARGA que afirman que no existen diferencias en los resultados atribuibles al sexo, otros que registran mejores resultados para las mujeres y, por último, estudios en los que son los varones los que obtienen resultados más favorables. Estas aparentes contradicciones pueden deberse a la existencia de una gran variabilidad dentro de la población a estudio, en la que se incluyen a personas que no han tomado antirretrovirales previamente y personas que sí, personas con distintos mecanismos de adquisición de la infección  o por la distinta duración o tipo de tratamiento. En definitiva, los estudios presentan muchas posibles variables de confusión que hacen difícil determinar el papel del sexo en los resultados obtenidos.

Para poder superar estas limitaciones, un equipo de investigación suizo diseñó un estudio basado en datos obtenidos a partir de la Cohorte Suiza del VIH, un estudio prospectivo a gran escala, estandarizando las posibles variables de confusión. Una de las características que hacen esta cohorte de especial interés para un trabajo de esta índole es la alta proporción de mujeres (30%) que participó. Los análisis incluyeron únicamente a participantes que no hubieran tomado previamente antirretrovirales y que hubiesen iniciado el tratamiento de TARGA entre 1998 y 2011. Asimismo, sólo se incluyeron los casos de aquellas personas en quienes el mecanismo de contagio hubiese sido la vía heterosexual o el uso de drogas inyectables, de manera que se excluyó a hombres que practican sexo con otros hombres (HSH). Se establecieron estas limitaciones para poder comparar a mujeres y hombres con estilos de vida similares.

Se incluyó en el análisis a un total de 3.925 personas (1.941 mujeres y 1.984 hombres) y se tuvieron en cuenta tres periodos distintos de tiempo: Entre 1998 y 2001, entre 2002 y 2006, y entre 2007 y 2011. Al comienzo del estudio, las mujeres presentaban un recuento de CD4 comparativamente mayor que el de los hombres y unos niveles promedios de ARN viral comparativamente menores. Las mujeres mostraron una menor tendencia de alcanzar niveles de supresión virológica durante el primer año (75,2% en mujeres frente a 78,1% en hombres; p= 0,029) y durante el segundo año (77,5% frente a 81,1%; p= 0,008), mientras que no se apreciaron diferencias significativas a los cinco años (81,3% frente a 80,5%; p= 0,635). Se constató una tendencia creciente de alcanzar niveles de supresión virológica a medida que aumentaba el tiempo de tratamiento en ambos sexos (p <0,001).

La mediana del aumento en los recuentos de CD4 a uno, dos y cinco años fue, en general, mayor en mujeres durante toda la duración del estudio, pero en ambos sexos se observó una mejora en los recuentos con el paso del tiempo (p <0,001). La probabilidad de que las mujeres cambiaran o dejaran el tratamiento durante su primer año con TARGA fue superior a la de los hombres, aunque el abandono del tratamiento en mujeres sólo se explicó en parte por embarazos de las participantes. En la realización del análisis multivariado, tras ajustar factores demográficos, factores relacionados con el VIH, TARGA y factores temporales, desapareció la asociación entre sexo femenino y una menor probabilidad de alcanzar la supresión virológica.

Las conclusiones del estudio fueron que las diferencias observadas en la respuesta al tratamiento antirretroviral tienden a desaparecer a medida que aumenta el tiempo de análisis, especialmente en los últimos años, lo que posiblemente sea atribuible a la mayor potencia de los nuevos tratamientos. Asimismo, las diferencias observadas parecen explicarse principalmente por las diferencias socioeconómicas, por encima de otras variables.

Una de las limitaciones del análisis consiste en que sólo se consideró el primer cambio de tratamiento, lo que podría haber afectado a los resultados finales, si bien el equipo de investigación considera que el impacto en el resultado final sería pequeño, dado que la gran mayoría de los cambios en el tratamiento se producen durante el primer año del mismo.

En cualquier caso, el estudio presenta nueva información de cara a resolver la controversia de los distintos resultados de la terapia antirretroviral entre hombres y mujeres. Se trata del primer estudio que analiza el impacto del sexo en el tratamiento durante un periodo tan prolongado (catorce años) en condiciones de igualdad de acceso a la asistencia sanitaria, con una proporción de participantes de sexo femenino superior al 30%. La información recabada y su análisis contribuirán a un mejor conocimiento de las particularidades que deben tenerse en cuenta a la hora de establecer el tratamiento idóneo para cada persona.

 

Fuente gTt-VIH : http://gtt-vih.org/actualizate/la_noticia_del_dia/24-10-14

Referencia: Rosin, C., Elzi, L., Thurnheer, C., Fehr, J., Cavassini, M., Calmy, A., Schmid, P., Bernasconi, E. and Battegay, M. (2014), Gender inequalities in the response to combination antiretroviral therapy over time: the Swiss HIV Cohort Study. HIV Medicine. doi: 10.1111/hiv.12203

SOBRE NOSOTROS

Somos una organización ciudadana sin fines de lucro que:

Lucha por detener la transmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia.
Educa sobre qué es, cómo se transmite, cómo se previene y cómo se trata el VIH/Sida.
Promociona la realización y fácil acceso a pruebas voluntarias de VIH.
Asiste a personas viviendo con el VIH/SIDA a acceder a servicios médicos, psicológicos y sociales disponibles.