La violencia de género es un aspecto central de la vulnerabilidad al VIH

web violencia-d-genero

La violencia de género es una violación a los derechos humanos que, sin distinción de clase social, etnia o nivel educativo, afecta a una de cada tres mujeres en algún momento de sus vidas y de manera aún más frecuente a personas transgénero, con consecuencias graves para la realización y crecimiento personal. Es además un factor de vulnerabilidad que incrementa las posibilidades de contraer vih y otras infecciones de transmisión sexual.

 

Según Alberto Stella, coordinador de ONUSIDA para el Cono Sur, “la relación entre violencia de género e infección por VIH ha sido claramente evidenciada a lo largo de 35 años de epidemia como la expresión tangible de la aumentada vulnerabilidad de las personas, situación a la que es perentorio responder con estamentos jurídicos y políticas públicas direccionadas a poner fin a la violencia y a la plena realización de los derechos humanos como elemento cardinal en la construcción de la sociedad y pilar central de la respuesta al VIH”.

 

“Muchas mujeres viven su diagnóstico con vergüenza y temor a su visibilidad como mujeres con VIH y esta situación obstaculiza el acceso a la información, la prevención y el tratamiento”, explica María Eugenia Gilligan, presidenta de la Red Argentina de Mujeres Viviendo con VIH o sida (RAMVIHS). Y agrega que “las mujeres con VIH o sida, a su vez, añaden a la discriminación social la discriminación por motivos de género: las mujeres en situación de pobreza o de bajos recursos tienen un acceso aún más limitado a instancias de información.” Estas mujeres se encuentran limitadas por carencias económicas y sociales que dejan de lado las necesidades en relación al tratamiento y su continuidad.

 

A la discriminación por cuestiones de género se suma la violencia en el marco de la pareja, lo que da cuenta de una vulnerabilidad incrementada. El estudio “Caracterización de las mujeres recientemente diagnosticadas con VIH en Argentina”, realizado en conjunto por la Red Bonaerense de Personas Viviendo con VIH-sida, la Red Argentina de Mujeres Viviendo con VIH o sida, el Instituto de Investigaciones Gino Germani, el Centro de Estudios de Población y el Ministerio de Salud de la Nación, que fue publicado en 2012, aporta datos concluyentes: casi la mitad de las mujeres con VIH encuestadas (46,9%) fue alguna vez víctima de violencia por parte de una pareja, y casi el 17% la sufrió en el último año, es decir, una de cada cinco mujeres.

 

“En conjunto, estos datos ratifican la impresión señalada por las mujeres de las redes viviendo con VIH, que formaron parte del equipo de trabajo, quienes señalaron a la violencia conyugal como un aspecto central de la vulnerabilidad al VIH: según su impresión, no es en ‘cualquier relación’ ni en cualquier momento de la pareja en que se manifiesta la vulnerabilidad, sino en estos momentos particularmente violentos – acentuados sobre todo por el alcohol primero, y también por otras drogas, particularmente la cocaína”, refiere el estudio.

 

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, invitando a los gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a que organicen en ese día actividades de sensibilización. La fecha fue elegida como conmemoración del asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del dictador dominicano Rafael Trujillo (1930-1961). El 20 de diciembre de 1993, la Asamblea General aprobó la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer.

 

Fuente Ministerio de Salud de Argentina: http://www.msal.gov.ar/sida/index.php

  

SOBRE NOSOTROS

Somos una organización ciudadana sin fines de lucro que:

Lucha por detener la transmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia.
Educa sobre qué es, cómo se transmite, cómo se previene y cómo se trata el VIH/Sida.
Promociona la realización y fácil acceso a pruebas voluntarias de VIH.
Asiste a personas viviendo con el VIH/SIDA a acceder a servicios médicos, psicológicos y sociales disponibles.