Un estudio holandés concluye que la PrEP resultaría coste-efectiva incluso con los precios actuales

El modelo matemático predice que esta intervención podría resultar incluso en un ahorro de dinero si los fármacos pasan a ser genéricos

Un estudio que empleó un modelo matemático a partir de los datos epidemiológicos del VIH en Países Bajos concluyó que la administración de forma diaria de la profilaxis preexposición (PrEP) resultaría una intervención coste efectiva incluso considerando los precios actuales de los fármacos, siempre que esté dirigida a la población de hombres gais y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) en situación de mayor riesgo de infección.

Entre los supuestos de partida del cálculo estuvieron que la administración de la PrEP sería diaria, con una eficacia preventiva del 80% y que el 10% de los hombres gais en situación de mayor riesgo la tomasen. Según estos datos, el coste de la PrEP por año de vida ajustado en función de la calidad de vida (QALY, en sus siglas en inglés) sería de 11.000 Euros. Esta cifra se reduciría a 2.000 si la PrEP se utilizase en función de la previsión de realizar el acto sexual, lo que se denomina como "a demanda" (siguiendo la pauta de administración usada en el estudio IPERGAY). Para este modelo, una cifra por debajo de 20.000 euros se considera coste-efectiva.

La administración diaria de la PrEP podría resultar incluso un ahorro (es decir, que su costo sería inferior al dinero que se habría gastado en el tratamiento de las infecciones que, de otro modo, se hubieran producido) si los precios de los medicamentos fueran, como mínimo, un 70% más baratos. En el caso de la PrEP "a demanda", bastaría un descenso de entre el 30 y el 40% para que supusiera un ahorro de dinero.

El modelo calculó el ahorro que se produciría a lo largo de 40 años. Sin embargo, el equipo de investigadores manifestó que la mayor parte de los ahorros producidos tendrían lugar en los primeros 10 años, ya que es en ese momento cuando se evitarían la mayor parte de las infecciones.

Existen diversos motivos por los que este modelo, a diferencia de otros realizados con anterioridad, concluye que la PrEP puede resultar coste-efectiva en la mayor parte de los casos.

En primer lugar, parte del supuesto de que la PrEP tendrá una eficacia preventiva del 80% (semejante a la observada en los estudios PROUD e IPERGAY), superior a la empleada en modelos anteriores que utilizaron cifras más conservadoras procedentes de estudios como el iPrEX.

El segundo supuesto es que la PrEP la tomaría únicamente el 10% de los HSH en los dos grupos de mayor riesgo de infección en Países Bajos (es decir, aquellos que han tenido entre 5 y 18 parejas sexuales en un año, y los que han tenido más de 18). Los autores consideran que la aceptación real de la PrEP probablemente se limite a un pequeño porcentaje de las personas en situación de alto riesgo.

En cuanto a las cifras absolutas, el modelo calculó que 4.500 hombres estuvieran tomando PrEP en un año dado y que cada persona seguiría dicha estrategia durante cinco años.

Sin embargo, también hay que destacar que aunque el 80% de los hombres en los dos grupos de mayor riesgo tomasen la PrEP (lo que supondría unos 36.000 hombres al año), la intervención seguiría resultando un ahorro económico en determinados escenarios.

En tercer lugar, el caso base plantea el supuesto de que el coste de la terapia antirretroviral no se reducirá tanto como la de la PrEP, ya que los autores consideran que el tratamiento probablemente siga incluyendo nuevos fármacos patentados, más costosos, debido a factores como la resistencia o toxicidad a largo plazo en una población de personas con VIH que están envejeciendo.

En cuarto lugar, y a diferencia de muchos otros estudios sobre coste-efectividad, en este se tuvo en cuenta la prevención de las infecciones secundarias. Sin embargo, aunque no se hubieran tenido en cuenta, la PrEP seguiría siendo coste-efectiva con los precios actuales si se tomara diariamente.

Otros supuestos base de los que partió el modelo fueron que el precio completo de la PrEP es de 7.400 euros anuales, mientras que el del tratamiento y monitorización de una persona con VIH es de 13.000 euros al año (un precio que sería 2.500 euros superior en el primer año). Se supone que todas las personas con VIH iniciarían el tratamiento tras el diagnóstico y que la reducción de la capacidad de transmisión del tratamiento está entre el 80 y el 96%. Da por supuesto que las personas en las primeras fases de la infección tienen mayor capacidad de transmitir el virus, pero también cuenta con que el periodo de mayor posibilidad de infección es bastante corto.

Se calcula que el coste que supondrá el tratamiento y atención del VIH en Holanda a lo largo de los próximos 40 años rondará los 8.300 millones de euros. El proporcionar un programa de PrEP diaria con los precios actuales de los medicamentos y una aceptación del 10% supondría aumentar este coste en un 4,3% (un 0,5% si la estrategia de administración de la PrEP es "a demanda"). Si el precio de la PrEP se redujera en un 70% respecto al del tratamiento, la PrEP diaria supondría un ahorro de 25 millones de euros, mientras que la PrEP "a demanda" permitiría ahorrar 101 millones.

Aunque, como era de esperar, el futuro descenso del precio de la PrEP fue el factor más determinante para su coste-efectividad, también fue importante el porcentaje de la población HSH a la que se accede. Cuanto mayor sea el número de personas que toman PrEP, se prevendrían más casos de infección por el VIH al año en comparación con los previstos en el escenario base del 10% de aceptación, pero también se produciría un aumento del coste por infección evitada, ya que a medida que pase el tiempo, habría menos nuevos casos que prevenir.

Según los autores, el coste de la PrEP a corto plazo puede resultar elevado, pero a largo plazo podría reducir los costes sanitarios relacionados con el VIH, especialmente si se produce una reducción del precio de la PrEP. No obstante, también señalan que el modelo no tiene en cuenta el coste que implicaría proporcionar la PrEP al más numeroso grupo de población HSH en situación de menor riesgo sexual (con menos de 5 parejas al año).

Fuente gTt-VIH: http://gtt-vih.org/actualizate/la_noticia_del_dia/04-10-16 

SOBRE NOSOTROS

Somos una organización ciudadana sin fines de lucro que:

Lucha por detener la transmisión madre-hijo del VIH durante el embarazo, parto y lactancia.
Educa sobre qué es, cómo se transmite, cómo se previene y cómo se trata el VIH/Sida.
Promociona la realización y fácil acceso a pruebas voluntarias de VIH.
Asiste a personas viviendo con el VIH/SIDA a acceder a servicios médicos, psicológicos y sociales disponibles.